De gatos, trenes y un dragón

Gato en portada del libro Siete cuentos cortos.

Una pequeña colección de siete cuentos. Son perfectos para leer en el trayecto entre dos estaciones de tren, en un rato de tranquilidad en el metro o en el autobús. ¿Y por qué no? También son buenos para leer en el baño, si tú eres de quien lo tiene como salón de lectura.

Edición impresa:

Publicado: 30/09/2013
Tapa blanda: 188 páginas
Dimensiones: 9″ x 6″ x 0.4″
Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform
Idioma: Español
ISBN-10: 1492368652
ISBN-13: 978-1492368656

Disponible en:

Libro impreso: Librería de Create Space
En libro impreso y en eBook: Amazon

Ver Todas las obras publicadas

El contenido

Tres cuentos van sobre gatos:
La gata hija de la luna
Los gatos del Río Negro (ilustrado)
Mucho más que un gato (ilustrado)

Tres cuentos están relacionados con trenes:
El tren de oro
El viejo minero
Aquella mirada azul

Y un cuento sobre un peculiar dragón:
Nikotina, el último dragón.

La gata hija de la luna, es un cuento con corte de fábula. La creación de los lobos y el origen de los gatos gestados por una amorosa Luna enamorada de la Tierra y sus humanos.

Los gatos del Río Negro. Otro cuento sobre gatos y lo que ciertos actos pueden causar en el corazón de un niño. Un cuento, en el que se plasma el sentimiento que una persona puede tener por el valor de la vida animal, ante la posición opuesta de quienes, sin remordimiento alguno, acaban con ellos al momento mismo del nacimiento, porque hay estorbos que mejor es tirarlos al río. Que, en el fondo, no se trata tanto de que los maten para lograr un control de la población, sino de la forma en que se acaba con sus vidas. Está basado en un hecho real.

Mucho más que un gato. No podía faltar uno sobre un gato muy especial, en el que se muestran las relaciones entre los humanos y esos seres que, muy malamente, han sido denominados animales de compañía. Una prueba del amor, la confianza y comprensión que pueden surgir entre ambos. Aunque está en forma de cuento, es en realidad una historia real.

Nikotina, el último dragón. Un dragón rojo, llameante y escupidor de humo. El dragón más pavoroso, el de la adición al cigarrillo, contra el que una mujer, además de batallar contra su exceso de peso, lucha a brazo partido por el amor de su hija.

Este cuento fue mi pequeña contribución a una amiga en enero de 2007, por los difíciles días en que ella libraba batalla contra la adicción al cigarrillo y que, además, como ella misma dijo: Tan solo a mí se me ocurre ponerme a dieta para rebajar, al mismo tiempo que dejar de fumar.
Ella, valientemente y a pesar del esfuerzo adicional que le significaba, reseñó sus progresos en diferentes posts en su blog personal.
Cuando yo lo escribí no estaba seguro de que pudiera ayudarla en algo; pero yo no tenía otra cosa a mi alcance y me pareció que merecía la pena intentarlo.
Como yo le dije a ella, cuando se trata de vencer un vicio no importa tanto si se gana o no, a pesar de que esa sea la meta, sino que lo importante es intentarlo poniendo el mejor empeño y voluntad.

El tren de oro. Es otro cuento tendiendo a fábula, sobre un tren de oro que fue esperado durante siglos, al que todos eran llamados a subir, pero al que pocos, muy pocos, estaban preparados para hacerlo.
Este cuento fue escrito el 01-08-1979 en Venezuela, de forma un tanto compulsiva. Yo trabajaba en Puerto Cabello y me estaba mudado para Borburata, un pueblo metido entre monte selvático y culebras.
Ese día estaba yo solo. Pintaba la casa por dentro antes de que llevaran los muebles, cuando sentí el fuerte e imperativo impulso de escribir. Así que, parte en algunas pocas hojas en blanco que yo tenía a mano, parte en los bordes de los periódicos con los que yo cubría el piso, comencé a escribir y no paré. El cuento salió de un solo tirón. Solo fueron necesarios los lógicos retoques literarios, cuando logré pasarlo a limpio.
Por cierto; tan solo duré unos pocos meses viviendo en aquella casa. Había tantas serpientes, pero tantas, que podíamos entretenernos en ver a las verdes “bejuco” saltar por las ramas de los árboles dentro de la propiedad. Más de una, y bien venenosa, se nos metió en la casa pasándonos entre los pies al abrir la puerta. Por fortuna yo siempre me he llevado bien con ellas, nunca he tenido ni el afán ni la necesidad de matar ninguna. Eso sí, no había un solo ratón.
La alarma saltó cuando una venenosa serpiente mapanare amaneció durmiendo, muy calentita, junto al niño de la vecina. Teniendo yo dos hijos pequeños me pareció que aquello ya eran demasiado. No era para andar jugando con sus vidas.
Cuando veas las barbas de tu vecino arder…

El viejo minero. Un bar frente a una estación de ferrocarril hacia el año de 1950, en una provincia minera de Asturias, España. Un viejo y observador minero jubilado, y una joven cantinera que esconde su ilusión y su amor por otro joven minero. Un cuento en el que, nada alejado de muchas realidades, nos recuerda a esas personas que parecieran llevar una maldición encima; condenadas a llegar a atisbar en vida lo que es el amor, pero sin posibilidad de probarlo en plenitud. Este cuento bien pudo llamarse el “Bar y Sidrería La Estación”.

Aquella mirada azul. Finalizan estos siete cuentos con los recuerdos de juventud que un hombre va rememorando durante un viaje en tren, de regreso a casa. Una visión, un tanto poética, sobre los ferrocarriles y sobre un juvenil amor que nació a pie de andén, a un solo golpe de una mirada azul, entre el humo de cien cigarrillos y vómitos de adolescentes en las afueras de una estación de ferrocarril.

Origen de la obra.
Después de pensármelo bastante yo decidí publicar algunos cuentos que, en su momento, yo había registrado en varias colecciones distintas. Algunos de ellos han sido escritos hace muchos años, tal como el de El tren de oro, de 1979. Dos ya estaban publicados en mi blog (Mucho más que un gato y el de Nikotina, el último dragón).
La decisión difícil y ponderada para mí fue la de incluir los cuentos de Los gatos del río Negro y el de Mucho más que un gato. Porque ello me obligaría a leerlos de nuevo, y son dolorosos los recuerdos que ciertos hechos despiertan en mí; algunos desde mi niñez. Pero si yo quería colocar el de La gata hija de la luna, o leyenda de los gatos, justo era incluir todos los que tenían relación con felinos. Así que hice de tripas corazón.
Son siete cuentos sencillos y sin pretensiones, para leer en cualquier momento. Yo espero que tú los disfrutes.

El cuento de Los gatos del río Negro y el de Mucho más que un gato tienen imágenes. En la edición impresa, por limitaciones de impresión las imágenes están en blanco y negro, pero en la edición para eBook están en color, de forma que les saquen más provecho los dispositivos con patalla a colores.

Cuentos que componen esta obra:
Mucho más que un gato. ©16/2007/2661
Los gatos del Río Negro. ©16/2009/2497
El tren de oro. ©16/2003/5355 Colección: Tomo I- Los siete viejos sacudidos del tiempo.
Aquella mirada azul. ©16/2003/5354 Colección: Tomo II- Los nuevos relatos.
El viejo minero. ©16/2004/3322 Colección: Tomo III- Cuatro cuentos para leer en un tren de cercanías.
La gata hija de la luna; Nikotina, el último dragón.
©16/2010/4457 Colección: Tomo IV- Cuentos para leer a la luz de la luna: de mujeres, hombres, fumadores y gatos azules.

Todas las obras se encuentran disponibles a través de las distintas plataformas de Amazon.
Amazon Autor Central

Conversión de formatos de eBook: recuerdo a mis visitantes que aunque compres un ebook para Kindle en amazon, el mismo es convertible a otros muchos formatos, a fin de que puedan ser leídos en otros readBook o dispositivos portátiles. A tal fin les invito a leer mi artículo: Convertir eBooks a diferentes formatos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *