La oración del minero

portada novela La mina del espiritu errante¿Orar o rezar? La diferencia es explicada en mi novela La comunión de los ángeles. Pero no es necesaria en este momento ni es el motivo de este post.

El hecho es que, quienes en eso creemos de una u otra forma, en muchas ocasiones sentimos necesidad de dirigirnos a alguien por encima de nosotros. A ese sin nombre, forma, género ni mucho menos viciado con las debilidades de los sentimientos humanos; alguien a quien sentimos superior.

A mí no me agradan las defectuosas oraciones establecidas por otros para que las repitamos. Yo prefiero las palabras que salen de mi corazón de acuerdo con el momento.

Quiero compartir el Capítulo 11, al que titulé  «Una oración en un negro mausoleo», de mi novela La mina del espíritu errante. Como oración la podría titular «La oración del minero», aunque prefiero no hacerlo porque tiene cabida en cualquier parte. Quizás te pueda servir de algo.

Se trata del rezo que realiza José, después de varios días atrapado en una mina de carbón con un grupo de mineros, ya al límite de sus fuerzas físicas y anímicas, con pocas esperanzas de ser rescatados a tiempo.

Sigue leyendo

El costo de escribir correctamete

libro de la Ortofrafia de la gramatica españolaMuchas, muchísimas veces yo me he dicho, en momentos de desesperación, que es preferible escribir una novela en inglés que en el riquísimo idioma español. La cantidad de reglas gramaticales y ortográficas que tenemos resulta asombrosa.

¿Es difícil escribir correctamente? Sí, lo es, y mucho. Y digo escribir correctamente y no «bien», porque no es lo mismo. Escribe correctamente aquel que se apega a todas las normas gramaticales y ortográficas. Escribe bien aquel que logra emplear el lenguaje de manera agradable. Cualquiera puede escribir un soneto apegado a las normas al efecto, que resulte hermoso es otra cosa.

Sigue leyendo