Si te pudiera encontrar

SI TE PUDIERA ENCONTRAR

Por un solo error de un día
causado por el dolor,
uno solo en tanto tiempo
y sin ninguna intención;
un desliz de sentimientos
que me nubló la razón
y me puso a beber viento,
tú echaste en el olvido
todo lo que hubo de bueno
en el medio de los dos.

Te marchaste de mi lado,
no me quisiste ni ver,
¡nada quisiste ya oír!

Te saliste de mi vida
sin yo saber ni por qué,
sin aviso ni protesto
y sin yo tener fiador
ni nadie a quien recurrir.

¿Qué quieres que hoy te diga
de todo lo que yo siento
sumido en tal dolor?

Tengo un corazón sediento
en él que no pasa el tiempo
por más corran los días;
eso sí,
transcurre el calendario
que va acortando mi vida,
mientras deambulo solitario
cruzando entre la gente
que ni siquiera me mira.

Yo puedo pedir perdón.
¡Estoy deseando hacerlo!
No por correo postal
ni tampoco por email,
mucho menos en un chat.

Porque solo frente a frente
y cara a cara ante ti
yo te daré mi razón;
sin dejar nada por dentro,
con todo mi sentimiento
y en la mano el corazón.

Yo lo haría,
te lo juro;
te diría cada frase
casi a punto de llorar,
y contaría por qué fue
que cometí tal error
que no supiste perdonar.

Yo lo haría,
te lo juro,
si tan solo te encontrase
y tú quisieras escuchar
tras la taza de café,
en la mesa de algún bar,
y sin guardarme rencor.

Aunque también podría ser,
puestos ya a conversar
de lo que fuera que pasó
–y queriendo perdonar
todo ese oscuro pasado–,
que podría venir muy bien
un chocolate con churros
en el café San Ginés;
sin que tú digas que no
porque es algo complicado.

Claro,
si yo pudiera encontrarte
y tú quisieras escuchar
para pedirte perdón.

No será un perdón cualquiera,
de disculpas de a diario;
si tú quisieras escuchar
es un perdón de enamorado
hacia la mujer amada;
una hechicera agraciada
que le robó la razón,
para luego esfumarse
dejando solo cenizas.

Es un perdón muy sincero
de quien no quiere olvidar
y se quedó en el pasado,
con tu imagen muy grabada
a fuego en el corazón,
hechicera que así hechizas.

14-02-2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *