La mina del espíritu errante

portada novela La mina del espiritu errante

Formatos publicados
Sinopsis de la obra
Introducción de la novela
Capítulo 1
Descarga de los capítulos de vista previa
Imágenes

Novela publicada en los siguientes formatos:

En eBook:

En Amazon en versión de eBook para Kindle.
Puedes encontrarlo escribiendo el título en el buscador de la librería, o bien por medio del código ASIN: B007NIMUJG
En amazon.com
En amazon.es
Y en las demás plataformas de Amazon en los otros países.

Bubok, en formato electrónico EPUB y en PDF.

Libro impreso:

    • Directamente en las empresas editoras:
      • USA: CreateSpace Independent Publishing Platform, USA.
        • ISBN: 978-1477591550
          Formato: 15.24 cm x 22.86 cm (6”x 9”)
          Cubierta: Tapa blanda
          Interior: Blanco y negro
          Tipo de papel: blanco
          Maquetación: Pegado
          Páginas: 244
      • España: Bubok Publishing S.L.España.
        • ISBN: 978-84-686-0501-2
          Tamaño: 15 cm x 21 cm
          Cubierta: Tapa blanda
          Interior: Blanco y negro
          Tipo de papel: crema
          Maquetación: Pegado
          N° de páginas: 274
    • En todas las plataformas de Amazon, en el formato de CreateSpace

Por cierto, en las webs de amazon.com y de amazon.co.uk, sobre la portada del libro aparece el mensaje: Click to LOOK INSIDE! que permite visualizar el contenido de las novelas hasta cierta cantidad de páginas. Pero esta funcionalidad no está disponible todavía en las plataformas de amazon en los demás países.

Sinopsis de la obra

Amores, aspiraciones, angustias, dolores y esperanzas en la vida diaria de los mineros en la provincia de Asturias, España, durante la década de 1950 en que la obra se encuentra ambientada. Una gran explosión ocasiona un derrumbe que ciega el túnel principal, única salida, y unos hombres quedan atrapados dentro de una mina de montaña. Sus pensamientos, anhelos, consideraciones y arrepentimientos durante los días de encierro, y cómo esta experiencia afecta a sus decisiones posteriores sobre qué hacer con sus vidas. El espíritu de rebeldía del hombre ante la adversidad, la camaradería, la amistad, el saber compartir y vivir el día a día. Una historia completamente actual, con un toque de fe y de magia, tan necesarias en ocasiones.
*

 Introducción

La diferencia entre un pozo minero y una mina, simplificando, es un simple asunto de verticalidad. Los pozos se caracterizan por tener, precisamente, un pozo de acceso, inclinado o vertical, que puede descender unos cientos de metros o muchos kilómetros. Por el pozo de acceso es que entran y salen los mineros a través de un elevador, aunque hay también otros pozos auxiliares para ventilación, carga y extracción del material. Del pozo principal van saliendo horizontalmente las galerías en múltiples niveles que, por lo general, siguen las capas de mineral que se extrae. De las galerías, a su vez, salen los talleres o tajos de donde se extrae el mineral que, en el caso de esta novela, es el carbón.

Las minas, entonces, no tienen un pozo principal. A pesar de que pueden tener diversos niveles verticales con una galería principal, incluso distintas entradas a diferentes alturas, se suelen caracterizar por la ramificación horizontal de sus galerías, más que por la vertical. Las minas, aunque puedan parecer iguales, galería más o galería menos, son únicas e individuales. Y por si no queda claro, me estoy refiriendo a minas interiores o simplemente minas, sin apellidos, en contraposición a las minas “a cielo abierto”.

Las particularidades geomorfológicas y las técnicas extractivas aplicadas pueden ser bastante diferentes de un lugar a otro, variando mucho con el tiempo. Al contrario, los anhelos, vivencias, aventuras y desventuras de los mineros que han trabajado, dejando sudor y sangre, incluso la vida, han sido similares en todas partes y tanto en minas como en pozos.
La minería comporta situaciones que trascienden las limitaciones geográficas e históricas, porque, las necesidades fundamentales de los mineros, sus angustias y padecimientos, son iguales, independientemente del lugar del mundo, el color de la piel, el sexo, la estatura, el lenguaje, inclinaciones políticas o las creencias religiosas.
[…]

 

CAPÍTULO 1

Dos lobos hambrientos

Anochecía, la temperatura descendía y seguía nevando. El hombre detuvo sus pasos y, de inmediato, cesaron los crujidos de la nieve. Aguzó el oído y solo escuchó el viento, pero sabía que ellos estaban allí. Se giró de manera deliberadamente lenta. La nieve tenía bien marcadas las huellas de sus botas. Sobre ellas, a unos pocos metros, los dos lobos se habían detenido también. Era fácil notar que tenían días sin comer.
El invierno estaba siendo duro y largo para todos, hombres y bestias. Los lobos lo miraban fijamente; no era fácil saber si tenían una actitud amenazadora, al menos no era muy evidente. El hecho de que él se detuviera y los encarara pareció haberlos desconcertado un poco.
El hombre enfrentó las miradas con serenidad, aunque sabía que podría ser interpretado como un reto.
Una ráfaga de viento helado le quemó la cara; el frío se coló a pesar de llevar el cuello levantado. Apretó las mandíbulas y cerró su mano derecha dentro del bolsillo de la chaqueta. Los dedos sintieron el contacto de los dos pequeños y delgados cilindros.
Sin perder de vista a los dos lobos miró alrededor, por si descubría algún otro.
Quien observara de lejos podía notar que el eterno juego entre presa y cazador se estaba desarrollando. ¿Pero quién era quién? Los actores se medían mutuamente, estudiándose con detenimiento y tratando de recordar lo que uno sabía de las costumbres del otro. Tenían precaución. Parecían analizar las probabilidades de éxito, intentando determinar en qué momento sería conveniente el primer movimiento y quién lo haría.
La confusión de los lobos duró poco. Sus belfos se recogieron dejando ver largos colmillos del mismo color de la nieve. Bajaron las cabezas un poco y emitieron un grave gruñido amenazador.
El hombre supo que la decisión estaba tomada.

[…]

FIN DEL CAPÍTULO DE MUESTRA

Descarga de capítulos de vista previa

Puedes descargarte la introducción, prólogo y los seis primeros capítulos (90 páginas), para que los leas con toda comodidad en tu dispositivo eReader. Disponible en los siguientes formatos electrónicos o en PDF :
  La mina del espíritu errante.azw3 (382,6 KiB)
  La mina del espíritu errante.epub (222,4 KiB)
  La mina del espíritu errante.mobi (362,5 KiB)
  La mina del espíritu errante.pdb (68,5 KiB)
  La mina del espiritu errante.pdf (1,9 MiB)

Imágenes

Para que puedan hacerse una idea de lo que era el trabajo en las minas de carbón, los invito a que visiten los siguientes sitios web:

The Artist’s Kit. Álbum de fotos de la minería asturiana. Excelentes fotografías de gran antigüedad, en las que se pueden encontrar desde las grandes mulas hasta los enormes bueyes usados en la época en que se ambienta esta novela.

Archivo histórico minero.
Las minas de carbón
Museo de la Minería y de la Industria de Asturias.
[youtube]3hf-joh6UT4[/youtube]

El transporte de las vagonetas con el mineral solía hacerse con caballos y mulas.

Mineros junto a una mula

Caballistas mineros

También con bueyes

buey arrastrando una vagoneta de carbon

Vagonetas de carbón arrastradas por un buey

Pero había bueyes y… bueyes gigantescos.

Un gran buey arrastrando vagonetas de carbon

Un gran buey para arrastre de los vagones de carbón en las minas. Foto de 1944

Incoming search terms:

  • la mina del espíritu errante
  • vagon de mina

4 pensamientos en “La mina del espíritu errante

  1. Hola, mi padre tiene ya 83 años y fue minero en el Pozo Santiago. Él es de Caborana y mi madre de Levinco. Le prestaron la novela y él se la leyó. Llegué a ver algunas lágrimas en sus ojos pero también lo escuché reir. Él cuenta de todo el hambre que pasaron durante aquellos años de su niñez y luego ya de minero, así como el dolor de los amigos perdidos en la mina. Vivimos en Oviedo y yo soy maestro. Acabo de terminar la novela y es seguro de que yo no la vi con los mismo ojos con que mi padre la leyó, pero me impactó. Hay muchos amigos de la quinta de mi padre que se la han leído y la comentan. Muchas gracias, en mi nombre y en el de ellos, por ese legado de amor que dejas en sus páginas, en memoria de todos los que fueron y son mineros.

    • Muchas gracias por tu comentario, es muy valioso para mí, tanto por su contenido como por lo escasos que son en esta novela. Me han informado que por Moreda y esa zona hay muchos mineros y personas mayores que se la han leído. De hecho la vendían en la librería del campo y en La Pilarica en Mieres. Me alegra que os haya gustado y sobre todo que la podais apreciar como un legado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *